Trucos para limpiar el ordenador

 
La pantalla:
Polvo, huellas de dedos… La primera cosa que debes hacer es quitar la pelusa con un paño suave y sin felpa, como por ejemplo una gamuza de microfibras, disponible en las grandes superficies. No utilices papel de cocina para limpiar tu pantalla porque la llenará de arañazos y no se quedará limpia.
Puedes limpiar las rejillas de la parte trasera de la pantalla con un aspirador a baja potencia.
No utilices un limpiacristales normal. Contiene ciertos productos peligrosos para las nuevas pantallas LCD, que no están fabricadas de cristal sino de material sintético.
También encontrarás en las tiendas especializadas, productos especiales para las pantallas y productos de limpieza con activos antiestáticos. Atención, no dejes jamás ninguno de estos productos actuar durante demasiado tiempo. Seca la pantalla después de un minuto con una gamuza de microfibras. No apliques jamás el producto que vayas a utilizar directamente sobre la pantalla sino sobre el paño. No frotes demasiado fuerte la LCD, no están concebidas para recibir impactos bruscos.

El teclado:
No te inquietes, pero parece ser que un teclado contiene 400 veces más bacterias que la taza del wáter. Lo primero que debes pensar para limpiar el teclado es darlo la vuelta y sacudirlo suavemente 2 ó 3 veces. Te sorprenderá todo lo que va a caer.
Puedes sacar las teclas, una por una, utilizando el mango de una cucharilla, aunque no te lo recomendamos: tendrás que tener mucha suerte para volver a colocarlas todas en su sitio. Hazlo sólo si alguna tecla se sale o si te da la sensación de que alguna se mueve.
Puedes quitar la pelusa y la suciedad entre las teclas con un pequeño cepillo (un pincel o un viejo cepillo de dientes nos pueden servir). Y, si no lo haces con demasiada potencia, también puedes usar un aspirador con un pequeño cepillo (a ser posible, antiestático).
Para limpiar la superficie de las teclas, utiliza un producto (una espuma, por ejemplo) que pondrás previamente en un paño. Para hacer este trabajo hay esponjas especiales disponibles en las tiendas.

El ratón:
La limpieza "exterior" se puede hacer con un detergente para material sintético. Eso sería suficiente para un ratón óptico. Pero si la pelusa se ha alojado en el agujerito del ojo óptico, puedes, de forma eventual, quitarla con una bomba de aire comprimido (disponible en las tiendas de informática.).
La bolita que está en la parte de debajo de un ratón mecánico acumula mucha pelusa. Para limpiarla, debes quitarla primero: da la vuelta al ratón y mira el círculo que hay alrededor de la bola, gracias a las flechas sabrás hacia qué lado girarla para sacarla. Una vez fuera, frótala delicadamente con un trozo de papel de cocina empapado en alcohol isopropylique (80%) para limpiarla bien.
Para limpiar la suciedad de dentro del ratón, utiliza una bomba de aire comprimido. Además, limpia las pequeñas tuercas con un pequeño pincel o un bastoncillo de algodón, que también puedes empapar en alcohol isopropylique. Ten cuidado de que todo esté bien seco antes de volver a colocar la bolita y cerrar el ratón. Debajo del ratón tenemos las alfombrillas de ratón. Límpialas también con un poco de algodón con alcohol isopropylique.

La torre:
Asegúrate de que todos los cables están desenchufados y que el ordenador está totalmente apagado.
Todos los trozos en el interior de la torre funcionan con alta tensión, por tanto son especialmente sensibles a la electricidad estática. Se recomienda, cuando limpies la torre de tu equipo, que lleves un brazalete concebido para evitar las descargas. La encontrarás en tiendas de informática.
Aspira el ventilador al fondo de la torre con un pequeño aspirador antiestático y un pequeño cepillo. Antes de todo, bloquea bien el ventilador con, por ejemplo, un palillo, para evitar que el aspirador ponga en marcha el ventilador.
En el interior de la torre, quita la suciedad con una bomba de aire comprimido. Ten cuidado con el sentido de rotación del ventilador.
La suciedad acumulada en el ventilador puede ser quitada con un viejo cepillo de dientes.
Para el resto, utiliza un cepillo del pelo (que no sea de materia sintética, por la electricidad estática). Un "blower brush" (un cepillo con una pera de aire) para limpiar las lentes de las cámaras de foto te vendrá muy bien.
No soples. Tu respiración contiene humedad, algo que a tu ordenador no le gusta mucho. Para facilitar el trabajo la próxima vez, utiliza cubre ordenadores para las diferentes partes de tu equipo siempre que no lo estés utilizando, y no olvides que este trabajo hay que hacerlo, al menos, una o dos veces al año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Psicósis, esquizofrenia, trastorno bipolar, fobias... Trastornos de conducta, enfermedades mentales infantiles... Ansiedad, depresión, estrés, autoayuda, autoestima, musicoterápia, técnicas de relajación.
Para cualquier duda, sugerencia o reclamación contacta con nosotros en la dirección de correo electrónico: nuriadr@outlook.com

  © Trucos para todo - Para cualquier duda, sugerencia o reclamación, contacte con nosotros en nuriadr@outlook.com

Volver ARRIBA